Estratégicamente situado en el centro de la Península Ibérica , la ciudad de Madrid se encuentra a 650 metros sobre el nivel del mar en una serie de colinas y barrancos que forman la cuenca del río Manzanares . Las montañas de la cercana Sierra de Guadarrama tienen una influencia decisiva sobre su clima , contribuyendo a hacer de Madrid una de las ciudades más saludables de Europa, con temperaturas agradables en primavera y otoño. Toda la población de la zona metropolitana de Madrid (zona urbana y los suburbios) se calcula que son unos 5,85 millones de habitantes. La ciudad se extiende por un total de 607 km ² .

Monumentos

Palacio Real

Este colosal pero elegante edificio ha sido la residencia oficial de la familia real española desde su construcción en el siglo XVIII y es uno de los palacios más grandes de Europa Occidental. Cuenta con más de 3000 habitaciones, una cifra que casi dobla las del Buckingham en Inglaterra y las del Versailles en Francia.
Hoy en día tiene un uso sobre todo ceremonial y parte del edificio cumple la función de museo, exponiendo al público su valioso patrimonio histórico-artístico incluyendo obras maestras de Caravaggio, Velázquez y Goya y el único cuarteto intacto de violines de Stradivarius.

Teatro Real

El teatro de la ópera de Madrid, presidido por el Rey y la Reina de España, es considerado una de las instituciones culturales más importantes del país. El edificio fue construido en el siglo XIX, sin embargo, el lugar ya había sido destinado a la práctica del teatro desde principios del siglo XVIII cuando un grupo de actores y artistas callejeros decidieron instalarse ahí y fundar un teatro.


Templo de Debod

Este auténtico templo egipcio de más de 2000 años de antigüedad fue un regalo de Egipto a España finales de los años 1960. Desmantelaron el templo, lo trasladaron en barco a Madrid y lo reconstruyeron en el punto más alto del Parque del Oeste. Es uno de los pocos monumentos antiguos egipcios que se puede contemplar fuera del país (y el único en España) y está situado en uno de los mejores lugares para ver la puesta del sol detrás de las montañas de la Sierra de Madrid.

Puerta de Alcalá

Una de las cinco antiguas puertas reales que daban acceso a la ciudad. Este emblemático monumento data de finales del siglo XVIII y tiene una arquitectura parecida a la de los arcos de triunfo del antiguo imperio romano. Está situado a la entrada del Parque del Retiro y al borde del elegante barrio de Salamanca.

Plaza de Cibeles

La fuente en el centro de la plaza es quizás una de las más conocidas de España debido a su papel fundamental en las celebraciones de las victorias del Real Madrid. Sin embargo, históricamente cumplía una función más práctica para los madrileños ya que durante décadas había sido una de las fuentes principales de agua potable de la ciudad. La plaza destaca por su conjunto de edificios emblemáticos como el Banco de España, el Palacio de Cibeles y la Casa de América, haciéndola imprescindible para tu visita a Madrid.

Plazas

Plaza Mayor

Sin duda la plaza más característica de la ciudad. En su época fue utilizada para las famosas corridas de toros y las temidas ejecuciones de la Inquisición.
Hoy en día es el corazón de la ciudad donde puedes gozar de un buen vino español, hacer compras en el mercado navideño anual, o disfrutar de varios conciertos y festivales que se organizan durante todo el año.

Puerta del Sol

El punto más céntrico de la ciudad e imposible de perder, ya que aquí se encuentra el ‘kilómetro 0’: el origen de las carreteras radiales de España.
Cada última noche del año se llena de gente hasta que no quepa ni un alma más para escuchar las famosas campanadas de La Real Casa del Reloj, que marcan el ritual de las doce uvas y el inicio del año nuevo.

Plaza de Santa Ana

Fundada por el hermano de Napoleón Bonaparte y el entonces Rey de España, José I. Hoy en día la plaza es el centro del famoso Barrio de las Letras.
Disfruta una caña (cerveza pequeña) en los bares frecuentados por Hemingway, piérdete en una obra de teatro del Siglo de Oro en el Teatro Español o goza de una de las puestas del sol más bellas de la ciudad desde la azotea del hotel ME Reina Victoria.

Plaza de la Villa

La plaza principal de Madrid medieval que alberga un conjunto de edificios de gran valor histórico como la Casa y Torre de los Lujanes, con la torre que data del siglo XV y que en aquel entonces fue probablemente la más alta de la ciudad, el palacio del siglo XVI conocido como La Casa de Cisneros y la antigua sede del ayuntamiento de Madrid, La Casa de la Villa.

Parques

Parque de Madrid Río

Este parque es el resultado de un ambicioso proyecto llevado a cabo entre 2003 y 2011 cuyo reto fue el soterramiento del arco oeste de la autopista M-30 y levantar una zona peatonal y de recreo en los dos márgenes del río Manzanares. El resultado es una impresionante combinación de arquitectura moderna, espacios verdes, instalaciones deportivas y actividades culturales-artísticas (para este último véase la programación del Matadero de Madrid).


Casa de Campo

El antiguo coto de caza de la familia real española se ha convertido en la zona verde más grande de la ciudad. Incluso cuenta con más hectáreas que el propio centro de la ciudad y es hasta cinco veces más grande que el famoso Central Park de Nueva York. Casa de Campo es el lugar perfecto para practicar deportes como el running o ciclismo. Fans de los planes más relajados pueden disfrutar de una comida en los restaurantes de parrilla con vistas al lago, o refrescarse en la piscina pública.
Fácil de llegar en metro, bicicleta o Teleférico desde el Parque del Oeste.

Parque del retiro

El Retiro es uno de los parques más atractivos de la ciudad, habiendo sido parte de los jardines reales perteneciendo al Palacio del Buen Retiro.
Respirando realeza y siendo una obra de jardinería espléndida, el parque cuenta con una extendida oferta de actividades y es sin duda el mejor lugar para descansar después de pasar un día en la ciudad.
Contemplar una exposición en el Palacio de Velázquez, ver un espectáculo de títeres al lado del Estanque o simplemente gozar de una siesta en la sombra, son solo unos ejemplos de los muchos planes que se puede hacer.

Mercados

El Rastro

Aunque no te interesan demasiado las compras, una vista al Rastro de Madrid en el barrio de La Latina es imprescindible. Es el lugar excelente para ir de tapas, encontrar chollos y curiosidades (¡hay que ir temprano!) o simplemente para dar un paseo y gozar el ambiente. Música callejera, gastronomía, antigüedades, ropa de segunda mano, en El Rastro hay de todo y para todos.
La tradición del mercado al aire libre data de 1740, cuando el Rastro empezó como bazar clandestino donde se vendía principalmente objetos usados. Hoy en día el mercado se compone de hasta 3500 puestos, siendo uno de los mercados más grandes de Europa.
Todos los domingos y festivos de 10:00 a 15:00.

Mercado de San Miguel

Quien dice Madrid, dice comida. Y no hay mejor lugar para degustar las delicias de la gastronomía española que en uno de los mercados más famosos de la capital. Renovaron esta joya de arquitectura modernista de principios del siglo XX, ahora siendo no tan solo un lugar excelente de compra, sino que también un sitio perfecto para tapear y degustar.
¡Aunque sea solo para probar las gulas, comer una tapita de paella, o degustar un delicioso vino español, una visita al Mercado de San Miguel es obligatoria!

Mercado de San Fernando

La versión ‘de barrio’ del Mercado San Miguel y ubicado en el castizo y cada vez más conocido Lavapiés. Prueba la comida casera, llena tu cesta con frutas y verduras ecológicas de la zona o disfruta una cerveza artesanal acompañada por la música en vivo en este lugar auténtico y multicultural.

Mercado de San Antón

El hermano moderno de los mercados, ubicado en uno de los barrios más hipster de la ciudad, Chueca. Con un mercado de delicatesen y productos tradicionales en la primera planta, los puestos de tapas en la segunda y un bar/restaurante en la terraza, es un lugar excelente para ver y ser visto.

Arte

Círculo de Bellas Artes

Esta entidad privada sin ánimo de lucro, fue fundada finales del siglo XIX y ocupa un lugar esencial en el ámbito de la creación artística y difusión cultural de la ciudad.
El edificio propio de la organización cuenta con salas de exposiciones y conciertos, un teatro, cinema y una azotea terraza con vistas impresionantes de casi 360⁰ sobre la ciudad.

Museo del Prado

Ubicado en un edificio de gran valor histórico del siglo XVIII, el Museo del Prado alberga una colección internacional de espléndidas obras de arte, haciéndolo uno de los museos más importantes del país. Contando con no menos de 2.5 millones de visitantes al año, entre las obras destacadas de la colección se encuentran cuadros de Velázquez, El Bosco, El Greco, Rubens y Goya, que son solo algunos de los maestros que se puede contemplar en el museo.

Museo Reina Sofía

En el Museo de Reina Sofía se puede contemplar la colección estatal de arte moderno y contemporáneo, incluyendo obras maestras como, el Guernica de Picasso y obras de famosos artistas españoles del siglo XX como Dalí y Miró. El edificio es una interesante mezcla de arquitectura, integrando una construcción moderna con un edificio del siglo XVIII, y alberga una gran colección de arte cubista, expresionista y surrealista de varios artistas internacionales.

Museo Thyssen-Bornemisza

Van Gogh, Degas, Chagall, Van Eyck, Monet, Hopper, Kirchner, Dalí, Gauguin… son solo algunos de los maestros que forman parte de una de las colecciones privadas más extendidas del país. El museo alberga dos colecciones permanentes y expone casi mil obras de arte, siendo así una representación excelente de la historia de pintura europea desde el siglo XIII hasta finales del siglo XX.